Los retrasos del hospital de Loja hacen que opositores aprobados estén en paro.

Publicada el 30 abril, 2013

Dos médicos y un enfermero. Ninguno quiere dar su nombre porque aún esperan trabajar algún día en el hospital de Loja, ese centro donde aprobaron unas oposiciones hace casi dos años, prácticamente el mismo tiempo que el edificio lleva funcionando como un centro de salud, con algunos especialistas, pero sin los servicios médicos anunciados antes de su inauguración.

Tras superar el proceso selectivo de aquello que iba a ser un hospital y haber llegado a la final, sus nombres aparecieron en el Boja –Boletín Oficial de la Junta de Andalucía– como los candidatos que iban a ocupar una plaza en el ‘sanatorio’ en calidad de plantilla indefinida. En su misma situación están algo más de 150 personas. Hasta ahí.
Hoy en día, algunos de aquellos aprobados y con plaza siguen desempeñando sus labores en los centros donde estaban antes de culminar con éxito el proceso selectivo y otros dan de vez en cuando con sus huesos en las oficinas del paro, porque la precariedad de los eventuales sanitarios andaluces (los que están en las bolsas de empleo) se ha acentuado en el último año.

En 2011 opositaron cientos de personas a la selección externa de médicos del Hospital de Alta Resolución de Loja. Aspiraban a una plaza de Anestesiología, una de Cardiología, una de Digestivo, dos en Ginecología y Obstetricia, cinco en Medicina de Familia, uno en Medicina Interna, uno en Neumología, uno en Rehabilitación y otro en Traumatología. Ángel (nombre ficticio) es uno de los doctores que aprobó una de esas especialidades. «Tengo dos hijos y no quiero tirar públicamente piedras sobre el tejado de la empresa que me da de comer, pero claro que es indignante. Aunque no quiero denunciarlo por no jugar con mi pan», explica el afectado, que presta sus servicios como interino en el Servicio Andaluz de Salud, aunque en otro punto distinto a Loja.

Frente a la cierta estabilidad laboral con la que cuenta Ángel, María (nombre irreal), enfermera, aún sigue dando bandazos por distintos centros de salud, con contratos al 75% por ciento y renovaciones mensuales que no siempre llegan. Cuando eso pasa, se ve obligada a cobrar el paro. Y eso a pesar de que aprobó las oposiciones para cubrir uno de los 138 puestos de personal no facultativo (enfermeras, auxiliares…) en el nuevo Hospital de Loja, que tendrá que esperar a que retorne la bonanza económica para convertirse en tal. «Es una situación injusta y cruel. Nos dicen que nos llamarán cuando se ponga en marcha, pero que ahora no hay dinero para abrir todos los servicios en ese HAR», apostilla la afectada.

Como ella, más de tres mil personas se presentaron hace dos años a las oposiciones convocadas por el Servicio Andaluz de Salud. Todos pagaron sus tasas de examen y se estudiaron los temarios. Lo cierto es que la historia de la selección de personal de ese centro ha sido un cúmulo de despropósitos. Una de las fases de las oposiciones enfermería fue anulada y se repitió por la filtración de algunas preguntas. Una vez subsanadas las deficiencias, solo 138 llegaron a la final. Ninguno de esos que accedían por libre tienen hoy trabajo estable.

El resto de plazas que conformaban la plantilla del Hospital de Alta Resolución de Loja –y que hoy día permiten su funcionamiento a medias– se cubrieron, tal y como establece el convenio colectivo, mediante traslados, selección y promoción interna.
Pero para poder abrir las urgencias hospitalarias, las camas y el área de hospitalización polivalente, que siguen cerradas, haría falta llamar a sus puestos a esos más de 150 opositores que aprobaron un examen que, por el momento, no les ha servido de nada.

«Allí se trasladó la plantilla que estaba trabajando en el centro de atención primaria del pueblo y poco más», explica otro de los afectados.

Ahora la piedra está en el tejado de la Empresa Pública Hospital de Poniente, ya que esta gestiona el hospital de El Ejido y los centros de alta resolución de Guadix, El Toyo y Loja. La entidad, Agencia Pública Empresarial de la Consejería de Salud, también fue obligada judicialmente a repetir la fase de entrevista de las oposiciones de médico digestivo porque una denunciante estimó que se había conculcado su derecho de igualdad.

Fuente: loja.ideal.es

Comentarios:

Anúnciate aquí
Nuestro Twitter
Últimas Noticias
Oposiciones y Temarios en Facebook
Más buscado

OyT

Oposiciones Y Temarios Copyright © 2014. OposicionesyTemarios y toda su información es de carácter informativo