Estudiantes y funcionarios salen a las calles de Cantabria para rechazar los recortes

Publicada el 9 marzo, 2012

Ámbito: Cantabria.

Ayer jueves, las calles de Santander estuvieron cubiertas de protestas y manifestaciones. Desde que los estudiantes de Secundaria dejaron las aulas vacías a las ocho y media de la mañana, hasta que cientos de funcionarios se concentraron ante la sede del Gobierno de Cantabria doce horas después, no hubo descanso para las pancartas, las consignas, los petardos y las calles cortadas. Todo ello con el objetivo de que el Ejecutivo dé marcha atrás a los ajustes y remiende los recortes.

MANIFESTACION DE ESTUDIANTES  en cantabria

Los primeros que tomaron las calles fueron los alumnos de los institutos públicos(a excepción de los de primero y segundo de ESO). Según los medios, la huelga general fue secundada de forma mayoritaria en toda Cantabria. La Consejería de Educación, hizo un seguimiento exhaustivo y aseguró que sólo el 43% de los alumnos faltó a clase.
«Estamos aquí para luchar contra el Plan de Ajustes. Vamos a seguir saliendo a la calle para defender una enseñanza pública de la que estamos orgullosos. No queremos que nos quiten los desdobles, ni la educación para la diversidad, ni que aumenten las ratios de alumnos», explicaban miembros del Colectivo de Estudiantes. Unos 800 estudiantes de Santander, Camargo y El Astillero se concentraron frente a la sede de Educación para dejar claro al consejero, Miguel Ángel Serna, que no están dispuestos a pasar frío en clase ni tampoco a pagar las fotocopias de su bolsillo.

Poco antes de que los estudiantes de Secundaria bloquearan la entrada de la Consejería y obligaran a cortar el tráfico de la calle Vargas, Miguel Ángel Serna aseguró a los medios que detrás de la convocatoria había «intereses políticos» y que los alumnos manifestantes estaban siendo «manipulados por unos sindicatos que están uniéndose a una política de izquierdas de manifestar en la calle lo que no han conseguido en las urnas».

Poco después, los estudiantes respondieron al consejero por medio de David Ruiz, su portavoz: «Nosotros ya denunciamos los recortes que hizo el PSOE, y el consejero está haciendo ahora lo mismo: desmantelar la Educación pública».  Marisol Bustillo, actual presidenta de la Junta de Personal Docente, también acudió a la manifestación y aprovechó para desmentir a Serna: «Hoy en día es muy difícil manipular a la gente. El sentir de la calle se expresa a través de convocatorias de manifestaciones legales, y los estudiantes y las familias tienen criterio, que para eso se les educa. Decir que a miles de personas les manipula un partido o unos sindicatos es no querer ver la realidad».

La protesta, carente de incidentes durante toda la mañana, comenzó a descontrolarse una vez que los estudiantes saltaron a la calle de San Fernando y cortaron el tráfico. «Un grupo de gente exaltada salió a la carretera y el resto les siguió», explicó el Colectivo de Estudiantes. «Intentamos calmar la cosa, pero no fue posible hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento. Hablamos con la Policía para explicarles que la cosa se nos había ido de las manos, pero nos desentendemos del giro que tomó la concentración cuando estaba acabando».

La plaza de Numancia fue el punto de partida de otra manifestación, esta vez de empleados públicos, más de 2.500 personas en este caso. En diversas oleadas, los funcionarios de los distintos sectores de la administración avanzaron por la arteria principal de la ciudad, de camino a la sede del Gobierno regional en la calle Peña Herbosa.

Los empleados de la administración pedían al Ejecutivo de Ignacio Diego que diera marcha atrás a unos ajustes que, según calculan los sindicatos, llevarán al paro a unos 2.500 trabajadores públicos. «Creemos que estos recortes no contribuyen al desarrollo de una sociedad justa y equilibrada», explicaba una representante de CSIF.

José Ramón Merino, uno de los portavoces del sindicato STEC, pidió al grupo parlamentario popular que, ya que ahora se va a iniciar el trámite para aprobar los ajustes, «recapacite y dé marcha atrás a las medidas de recorte». La situación económica Cantabria requiere tomar decisiones, pero Merino cree que «existen alternativas para evitar el deterioro del estado de bienestar». Cerca de ahí, en la sucursal de La Caixa de Jesús de Monasterio, alrededor de 300 personas protestaban contra los clientes de participaciones preferentes. «Es una muestra más del malestar que hay en la sociedad y que se traduce en la presencia en la calle de distintas organizaciones y colectivos», señaló Merino. De fondo, tambores, silbatos, bocinas y consignas. Muchas consignas. Todas ellas con un solo objetivo: que el Gobierno guarde la tijera en el cajón.

Vía | eldiariomontanes

Comentarios:

Anúnciate aquí
Nuestro Twitter
Últimas Noticias
Oposiciones y Temarios en Facebook
Más buscado

OyT

Oposiciones Y Temarios Copyright © 2014. OposicionesyTemarios y toda su información es de carácter informativo